domingo, 16 de noviembre de 2014

Saudade

Y es que aún duele. Un día de recordar tantas cosas...a ti...a mi.
Recordar lo vivido y lo que podía haber sido. Recordar que así son las cosas y la vida sigue. Y alegrarme de que aun estés ahí y de saber que eres feliz, aunque siga teniendo esa cosa clavada por lo importante que fuiste y serás, nadie te quitará tu lugar.
met you one year ago y aun sigo yendo a ese bar, cómplice de nosotros, para darme la vuelta y verte ahí, mirándome.
Es sólo la nostalgia de la alegría que me produjiste,
Nostalgia de pensar que, hasta el momento, nadie ha sido.
Un día en que te echo más de menos que de costumbre, que las letras de las canciones duelen más y los suspiros son más profundos.
Un día en que sólo quiero un abrazo que me haga descansar, dormir y despertarme con ganas de continuar el show, otro día más. Ese en el que me regales tu mejor sonrisa. Un día que no estás y,no eres la única. Un día que la niña no es tan niña, o sí, y espera ansiosa tu consuelo.
Un día de abrazos cubiertos de lágrimas y pocas palabras.
Un día que aun con esfuerzos y pequeñas rachas de incontrolables sonrisas, me he sentido sola, sin abrazos y sin ti. Ni Tú, saudade; ni tú, amiga.
Aun así, Gracias por regalarme, sin duda, uno de los mejores días de mi vida.
Gracias A.


miércoles, 5 de noviembre de 2014

No puedo despedirme de ti

NO puedo despedirme de ti
no se me ocurre la forma de decirte lo importante que eres para mi
decirte gracias es decir poco
y no tengo suficientes palabras que puedan expresar lo que siento.
Supongo que ya está todo dicho,
una mirada nos sigue sirviendo.

NO puedo escribir esto sin que los ojos se me humedezcan
sin que acabe rompiendo a llorar.
Es alegría, porque te lo mereces,
ya sabes lo que pienso y que es el momento.
Pero no puedo dejar de pensar que,
no me estarás esperando para esos desayunos, casi comidas.
Para dormir juntas cuando la cama se nos hace grande.
Para escribirme, aun habiéndote visto hace 5 minutos.
Ya no se me pegará ese acento del sur, 
ni nos reiremos de tonterías que sólo tu y yo sabemos.
Ya no estarás en mis pequeñas locuras y nuestros grandes secretos...
Nuestras conversaciones a medias entre sueños y risas...
Ya no podré tantas cosas...

NO puedo despedirme de ti.
Porque nunca se dice adiós a un amigo.
A un amigo se le tiene en el corazón y
se le hace partícipe de cada paso del camino,
cada proyecto importante
e incluso,
confidente de cada tropiezo.

NO puedo despedirme de ti.
Tú me has enseñado que hay algo más.
Que todavía no me doy cuenta de la huella que has dejado en mí,
de todo lo que he aprendido de ti.
De cómo querer tanto a una persona tan diferente.
Aún me sorprendo cuando pienso en todas las facetas de la palabra AMISTAD,,,
me has demostrado tantas...

NO puedo despedirme de ti.
Sé que nos quedan muchos mensajes y llamadas,
risas y tonterías,
buenos y también, malos momentos.
Quiero ser partícipe de todos, no te olvides.
Quiero que no nos olvidemos de ninguna fecha importante,
y menos de un jueves cualquiera,
ese que el viento cambie y pronuncie tu nombre.

NO puedo despedirme de ti.
No se olvida una parte del corazón, 
se necesita entero para vivir.
No se cubren las arrugas de las alegrías vividas y, 
contigo serán muchas.

NO puedo despedirme de ti
No quiero alejar a una persona con tantas cosas buenas.
Tantas que a veces asuste si puede ser real.
Tantas que aun me sorprende que tenga tanta suerte
como para que formes parte de mi vida.

NO puedo despedirme de los sueños logrados
y aún sin imaginar.
NO puedo quitar el poder al destino, 
te puso en mi vida por algo.

NO puedo despedirme de ti
porque nunca podrás no-pedirme 
decirte GRACIAS.

Un placer haberte conocido y saber, que se puede compartir un corazón de una forma tan sincera, profunda, sin malos sentimientos y de una forma tan pura. Sin necesidad de nada más. Sólo el simple hecho de que estar sea suficiente.

Te quiero Maria del Carmen, siempre serás la pieza fundamental de mi otra familia.







video