jueves, 9 de agosto de 2012

Pensar


¿En qué piensas, cuando lo que mas feliz te hace está cerca tuyo?
En que no pase el tiempo, en que si tuviera que morir no se me ocurriria forma mejor, que la cosa más pequeña es lo que hace que ese dia haya merecido la pena vivirlo, que un dia soleado es la energia que necesitas para seguir, en que el dia menos pensado te regalen una nevada, ver caer los copos a través de la ventana, piensas en la sensación que te produce sentir la arena de la playa cuando paseas por la orilla y te sacuden cariñosamente las olas, piensas en que en cualquier momento el tiempo se detendrá para disfrutar del paisaje, en que sus ojos son tan bonitos como un cielo de verano, en que su aroma es capaz de relajarte y excitarte a la vez, en que el roce de su cuerpo, te hace sentir el mismo escalofrío del viento en tu cara, tranquilo, suave, delicado, en que podrias ver pasar el tiempo tumbado en la hierba, sintiendo su frescor, viendo pasar nubes, inventando distintas formas, y si ademas sientes una mano amiga, sincera, que nunca querrias soltar, el mejor sueño de una princesa de cuento.
Pienso que una sonrisa puede hacer que vuelva a latir un corazón, sacar la mejor idea de un inventor o la mejor frase de un viejo poeta. Pienso que si volviera a nacer querria convertirme en aire, el que nos hace respirar, en agua, el que nos hace seguir vivos, en luz, la que proyectan unos ojos enamorados, en lágrima para nacer en unos ojos y morir en las mejillas, en ser un beso, el que te pide un familiar, el que regalas a un amigo o el que te roba un amor.
Pienso que el amor que puedes llegar a tener por alguien, por un simple objeto o simplemente el amor que se siente por el simple hecho de estar vivo, es tan inmenso como el cielo, el mar o el corazon. Corazon inabarcable, indomable, infinito. Capaz de no dejar nunca de amar, ni siquiera si un pintor consiguiera dibujar el sonido de una lagrima al caer, ni cuando el dia mas emocionante e intenso de tu vida haya la peor de las tormentas, ni cuando la vida te quita a alguien insustituible que forme parte de ti, ni cuando te haya puesto tantas trabas en el camino que quieras abandonar para siempre.
El amor no se acaba ni cuando la vida se va.
¿Qué pienso? Que igual sea eso lo más grande en el mundo, el amor, capaz de mover montañas, de secar rios, de sentir el cielo en los pies, capaz de agarrar sin ultizar las manos, de sujetar sin punto de apoyo, capaz de juntar el agua y el aceite, de abrazar sin nisiquiera tocar, de hacer ver al ciego, de sentir con solo respirar, de hablar con solo mirar, capaz de parar la ultima guerra del mundo, capaz de bajar las estrellas por una sonrisa.
¿Y sabes qué más pienso? Que nunca se deja de dar y de recibir amor, porque el amor se trasforma en lo que sea, en lo mas inimaginable, en palabras, en risas, en abrazos, en besos, en locuras, en amigos, en conocidos, también en enemigos, incluso en lágrimas. Está en una mirada, es un gesto, en un libro, en una flor, en un dulce, en una caricia, en un dibujo,en voces, en secretos... donde quiera que mires, busques o huyas, tanto si quieres olvidar, o prefieres recordar, en todas y cada una de las cosas hay amor.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. 1 Carta a los Corintios. Capítulo 13

    Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

    Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

    Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

    El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
    no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
    no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
    Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

    El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
    Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
    mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.

    Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
    Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.
    Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

    ResponderEliminar